Sueños de ida y vuelta:

Colapsar
X
Colapsar
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Título: Sueños de ida y vuelta

    Sueños de ida y vuelta


    No puedo volver sin nada porque yo no vine para comer mejor, sino para prosperar en la vida". El hombre, mientras habla, pierde la vista entre los jugadores de ecuavolei. La cancha es rudimentaria. Apenas un solar descuidado en el que seis jugadores se entregan a la competencia. Otros observan o esperan su turno entretenidos con las cartas. Desde el interior de un todoterreno, solo unos metros más allá, la policía local de Huétor Tájar (pueblo agrícola de 10.000 habitantes de la provincia de Granada, en el sur de España) vigila sin disimulo. Persigue y multa con ahínco a los braceros ecuatorianos que se regalan unas cervezas el sábado por la tarde. La infracción: beber en la calle. Algo frecuente en España, pero que ahora está prohibido y sobre lo que las autoridades vigilan mucho. El hombre no quiere decir su nombre. Es una cuestión de dignidad. Sus vecinos y su familia en Guayas sabrían de su fracaso. Llegó hace 12 años y desde hace dos sueña con el regreso, pero los inviernos llegan torcidos y la recogida de aceitunas en la que se emplea de enero a marzo no le deja ahorros suficientes para volver con la cabeza alta. "El año que viene será. Este verano iré a recolectar tomates. Después a la aceituna y al espárrago. Luego venderé el coche y volveré. Mis hijos reprochan que los dejara", agrega sin ahorrar amargura. La odisea comenzó cuando hipotecó su casa y con 800 dólares en el bolsillo llegó a una pensión de mala muerte en Madrid por la que pagó un precio de hotel de lujo. Vivió de la asistencia en Oviedo (Asturias, norte de España), recogió uvas en Jumilla (Murcia, sureste de España), durmió varias noches en la terminal de autobuses de Valencia (este de España), a donde fue para recolectar naranjas, y de allí, haciendo caso al comentario casual de un boliviano, viajó a Huétor Tájar con la esperanza de hallar trabajo. Y lo halló. Dos años de tareas agrícolas, soledad pétrea y aislamiento en un cortijo hasta que de nuevo hizo la maleta y partió en dirección a Novelda (Alicante, este de España) donde fue contratado en una empresa de mármol hasta que en 2009 la crisis económica pulverizó sus sueños de prosperidad. El crecimiento desbocado del paro en España empuja a los inmigrantes hacia la puerta de salida. La tasa media de desempleo es del 27,6% y se eleva hasta el 39,2% en el caso de los extranjeros. La construcción, antes principal actividad económica del país, ahora es anecdótica con cerca de un millón de casas construidas sin vender y la Administración sin recursos para invertir en infraestructuras públicas. Desde que en 2008 explotó la crisis económica, el 38,7% de los inmigrantes ecuatorianos (165.495) ha dejado España, mientras el resto de la población extranjera siguió creciendo hasta 2011 y desde entonces ha retrocedido en un 4%. Es decir, ninguna nacionalidad ha abandonado tanto España como la ecuatoriana. Su huida masiva no es comparable a la de ningún otro país americano, europeo, africano o asiático. Salen empujados por la crisis pero también atraídos por las nuevas perspectivas económicas de Ecuador. "Mejor llámeme El Guayas", sugiere uno de los jugadores de ecuavolei. Planea el retorno para julio. Calcula que para entonces habrá reunido el dinero de los pasajes. Llegó con 21 años solo y vuelve con 33 años, esposa y dos hijas de 10 y cuatro años . Mónica Vera, viuda y madre de siete hijos tiene programado el regreso a El Empalme para marzo de 2014. "Después de 13 años ya es hora, ¿no?", dice esta expinche del Gran Casino de Madrid y desempleada desde hace unos meses. Sabe que el regreso significa empezar otra vez. "Haré lo mismo". "Primero iré yo y cuando me estabilice, tenga un trabajo, un negocio o algo me llevaré a los tres hijos que se quedan aquí". Dos de ellos trabajando y la más pequeña, de 12 años, en el colegio. Lo único que le preocupa de este nuevo comienzo son los costos de la aduana. "Quiero llevarme mis cosas y sé de gente que ha perdido los ahorros porque es carísimo". Su amiga Manuela Naranjo es la única de las habituales de la cancha en la que se reúnen los ecuatorianos de este pueblo que no pretende volver. "¿Para qué? ¿Para afilar otra vez machetes en El Empalme? Aquí están mis tres hijos y mis dos nietos. Yo ya solo voy allá de paseo". Su hija Rosa, de 16 años, en cambio, sí tiene previsto el regreso a una tierra que no pisa desde que tenía cinco años. "Haré aquí un módulo de Enfermería y después estudiaré allí bachillerato para luego entrar en la universidad española ", pronostica.

    ...leer el resto de la noticia

    Fuente: expreso.ec
    ____

    ¿Que opinas de esta noticia? participa en nuestro foro! regístrate (gratis) e intercambia opiniones con otros usuarios ecuatorianos.


Comentarios:


Para que tu mensaje sea aceptado, sigue las normas de nuestra comunidad:

  1. 1. Todos los mensajes inapropiados serán eliminados automáticamente.
  2. 2. Procura que tus mensajes aporten algo al foro, y se respetuoso con los demás.
  3. 3. Comparte tus conocimientos, y ayuda a otros usuarios.
  4. 4. No olvides demostrar tu buena educación y ortografía :)

  5. Recuerda: Foros Ecuador es una iniciativa particular, sin relación con el Gobierno o cualquier otra institución pública o privada. Por lo tanto no estamos en capacidad de brindar asistencia, soporte o resolver problemas en nombre de terceros. Conoce más sobre nosotros en la sección "Acerca de".

Contenidos introducidos anteriormente se guardarán automáticamente. Restore o Descartar.
Guardado Automático
Smile :) Big Grin :D Frown :( Mad :mad: Stick Out Tongue :p Embarrassment :o Confused :confused: Wink ;) Roll Eyes (Sarcastic) :rolleyes: Cool :cool: EEK! :eek:
x
Insertar: Uña del pulgar Pequeño Medio Grande Tamaño natural Eliminar  
x


Trabajando...
X