Leyenda del Padre Almeida - Resumen corto

Colapsar
X
Colapsar
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

    Título: Leyenda del Padre Almeida - Resumen corto



    Resumen corto y breve de la leyenda del Padre Almeida. Imágenes e historia de la leyenda del Padre Almeida.


    1.- Introducción

    ¿Quién no ha escuchado alguna vez la popular leyenda del Padre Almeida? Según cuenta la tradición, en el convento de San Diego, varios siglos atrás, vivía un joven sacerdote franciscano, el padre Almeida, quien se caracterizaba por su afición a las fiestas nocturnas y al aguardiente. Su manera de evangelizar era un poco particular, ya que en el día y noche salía con un grupo de amigos para ir a cantar, se podría decir que no se apegaba a las costumbres religiosa de la época. Aparentemente, los planes del padre eran seguir en ese ritmo de vida, pero el destino le jugó una broma pesada que le hizo cambiar definitivamente.

    Lo que muchos no saben es que este personaje existió en realidad y ocupó cargos de suma importancia en los conventos de San Diego y San Francisco. A continuación te resumimos su historia, la cual se ha convertido en una de las leyendas ecuatorianas más populares.


    2.- Historia resumida en video


    3.- Resumen corto

    Narra la leyenda que en el convento de San Diego, de la ciudad de Quito, vivía hace algunos siglos un joven sacerdote, el padre Manuel de Almeida Capilla, quien con apenas 17 años de edad. Decidió seguir la vida religiosa en la comunidad franciscana, sin embargo no era precisamente el mejor, debido a su mala conducta. El encierro y la oración hicieron poco para vencer sus ímpetus juveniles.

    Se caracterizaba por su afición a las juergas y al aguardiente. A pesar de haberse ordenado y tomado los hábitos no dejaba de lado su vida un poco mundana y frívola. Pronto la tentación llamó a su celda para visitar a unas damiselas y salir de parranda.

    Es así que todas las noches, él iba hacia una pequeña ventana que daba a la calle, pero como esta era muy alta, se subía hasta ella, apoyándose en la escultura de un Cristo crucificado. Hasta que una vez el Cristo ya cansado de tantos abusos, cada noche le preguntaba: ¿Hasta cuando padre Almeida? a lo que él respondía sin vergüenza: “Hasta la vuelta Señor”.


    Una vez alcanzada la calle, el joven franciscano daba rienda suelta a su ánimo festivo y tomaba hasta embriagarse. Al amanecer regresaba al convento. Tanto le gustaba la juerga, que sus planes eran seguir con este ritmo de vida eternamente, pero el destino le jugó una broma pesada que le hizo cambiar definitivamente.

    Pues una madrugada el padre Almeida regresaba borracho, tambaleándose por las empedradas calles quiteñas, rumbo al convento, cuando de pronto vio que se aproximaba un cortejo fúnebre. Le pareció muy extraño este tipo de procesión a esa hora, y como era curioso, decidió ver el interior del ataúd, y al acercarse vio su propio cuerpo dentro del mismo.

    Del susto se le quitó la borrachera, corrió desesperadamente hacia el convento, del que nuca volvió a escaparse para irse de juerga. Muy asustado y sabiendo que era una señal divina, el sacerdote nunca más volvió a escaparse del convento.Cuentan quienes lo conocieron que este curita picaron recibió una gran lección que le hizo reflexionar y volver a una vida sin vicios.


    4.- Versión extendida (completa)

    Cuenta la leyenda que en la primera mitad del siglo XVII, Don Manuel de Almeida ingresa al convento de San Diego renunciando a todos los placeres y herencias que la vida independiente del camino de Dios podría mostrarle. A sus 17 años renuncia a todos sus bienes materiales cediéndolos a su madre y sus hermanas. Forma parte de los novicios del convento y deja la vida de la ciudad ya que el monasterio se encontraba a las afueras de la misma. Tiempo después el padre Almeida, ya en ese entonces sacerdote franciscano, solía por las noches escapar del monasterio a gozar de la vida nocturna y beber aguardiente.

    Para concluir su salida, escapaba escalando el brazo de una escultura del Cristo crucificado para alcanzar una pequeña ventana que lo conducía a las afueras del monasterio. Entre un día de tantos, mientras Manuel Almeida escalaba hacia la salida, se dio cuenta que el Cristo crucificado lo regresó a ver y le dijo: ¿Hasta cuándo padre Almeida?, a lo que él respondió ¡Hasta la vuelta Señor!

    Se dice que el padre Almeida mientras regresaba al monasterio totalmente embriagado alcanzó a divisar entre la oscuridad a seis hombres altos completamente vestidos de negro llevando un ataúd por las calles del centro histórico. El padre Almeida al acercarse logra divisar el cortejo fúnebre y al asomar su rostro para divisar quién era el difunto, en ese mismo rostro pálido encontró el suyo, entendiendo que era una señal de que su muerte se aproximaba. Después de este acontecimiento se cuenta que Manuel Almeida nunca más abandonó el monasterio. Se dice que existió un diario donde contaba todas sus escapadas pero que nadie logró encontrarlo.


    Después de todo lo ocurrido el padre Almeida se convirtió en un ejemplo para quienes decidieron seguir también el camino de la iglesia, porque fue formador y dio ejemplo del su vida espiritual. Además llegó a ser maestro de novicios, predicados, secretario de provincia y visitador general de la orden franciscana. Fue famoso en su tiempo y sigue vivo en la actualidad a través de su leyenda.

    El Convento de San Diego, rehabilitado por el Ilustre Municipio de Quito aún se levanta en el lugar que lo edificó. Lo que ha desaparecido es un “Diario” en el que se dice el Padre Almeida escribió sus memorias. Sin embargo, los quiteños insisten que entre las muchas obras que dejó para la posteridad, está el villancico que se suele cantar en la época navideña y que dice:

    Dulce Jesús mío
    Mi niño adorado
    ven a nuestras almas
    ven no tardes tanto.

    5.- Moraleja

    El padre Almeida luego de recibir el susto por parte de la figura de Cristo, presenta un arrepentimiento ya que el sacerdote franciscano abandonó sus costumbres de salir por las noches. El refrán "hasta cuando padre Almeida" es utilizado en tiempos modernos en especial con los jóvenes para calmar sus travesuras o su temperamento.


    Famosa ventana donde el padre Almeida salía en las noches. Permanece sellada por orden del clero desde ese entonces hasta hoy en día.

    6.- Cómic de la Leyenda del Padre Almeida










    7.- Temas relacionados
    Fuente: Wikipedia, www.wikipedia.org, Brainly, Efemérides, Monografías, BuenasTareas, Slideshare, Prezi, Restaurante "Hasta la vuelta señor"


    #2
    ¿Comentarios?

    Déjanos saber tu opinión sobre nuestro resumen de la leyenda del padre Almeida.

    Comentar


      #3
      Cual es el autor de esta leyenda

      Comentar


        #4
        cual es el autor de la leyenda para tareas

        Comentar


        Comentarios:


        Para que tu mensaje sea aceptado, sigue las normas de nuestra comunidad:

        1. 1. Todos los mensajes inapropiados serán eliminados automáticamente.
        2. 2. Procura que tus mensajes aporten algo al foro, y se respetuoso con los demás.
        3. 3. Comparte tus conocimientos, y ayuda a otros usuarios.
        4. 4. No olvides demostrar tu buena educación y ortografía :)

        5. Recuerda: Foros Ecuador es una iniciativa particular, sin relación con el Gobierno o cualquier otra institución pública o privada. Por lo tanto no estamos en capacidad de brindar asistencia, soporte o resolver problemas en nombre de terceros. Conoce más sobre nosotros en la sección "Acerca de".

        Contenidos introducidos anteriormente se guardarán automáticamente. Restore o Descartar.
        Guardado Automático
        Smile :) Big Grin :D Frown :( Mad :mad: Stick Out Tongue :p Embarrassment :o Confused :confused: Wink ;) Roll Eyes (Sarcastic) :rolleyes: Cool :cool: EEK! :eek:
        x
        Insertar: Uña del pulgar Pequeño Medio Grande Tamaño natural Eliminar  
        x

        ¡Gracias por participar en Foros Ecuador!

        X